domingo, octubre 10

Go home!

Autor: Fabián Berenstein

Contexto: Intervenciones norteamericanas en América Latina

Año: 2009








«El cumplimiento de nuestro destino manifiesto es extendernos por todo el continente que nos ha sido asignado por La Providencia para el desarrollo del gran experimento de la libertad y el autogobierno.»

John O'Sulivan

He terminado de leer esta obra títulada «Go home!» y que, a manera de subtítulo, menciona «Intervenciones de la CIA y los Marines en América Latina». Lo compré porque me atraía el tema de la lectura, -¡y a quién no! - y me sorprendió aún más el que, al momento de querer informarme y buscar una guía en internet para las obras de Fabián Berenstein, no he encontrado ningún resultado ni por su nombre, ni por su pseudónimo, -en la portada del libro menciona que, en ocasiones, firma sus obras como «René Bartillac» -ni por el nombre de la obra, ni por el nombre de la editorial. Esto me ha extrañado bastante porque en la portada del libro dice que pertenece a una colección llamada «Conjuras», que el escritor es argentino y que el distribuidor en México es Lectorum. Pues bien, no habiendo punto de partida para comparaciones, al desconocer totalmente al autor y al resto de sus obras, habré de enfocarme única y exclusivamente en lo que he leído en ésta.

Para ser sincero, «Go home!» me ha gustado bastante. Solamente con el título, el lector se da una idea de por dónde van los tiros. Bastante más sería y más amena para leer que un libro de conspiraciones o una revista sensacionalista, «Go home!» aborda el tema ya bastante abordado de las guerras en las que ha participado el gobierno de los Estados Unidos, tando de manera directa -con los Marines como brazo armado especialista en acciones anfibias, intimidación y represión para apaciguar a las masas incontrolables -como indirecta -la CIA y sus relaciones diplomáticas, comerciales y de inteligencia -. Está muy bien documentado para tratarse de un libro que aborda las intervenciones norteamericanas desde el lado de las víctimas; es algo así como una carta de quejas de un agraviado -en este caso un continente completo -para delatar al mal funcionario.

Temporalmente abarca desde los infantiles principios expansionistas de los colonos norteamericanos, allá por el Salvaje Oeste, cuando nació la idea de que el continente americano les pertenecía a ellos por mandato divino con las teorías del Destino Manifiesto, y concluye con las últimas intervenciones armadas en Centroamérica, en Granada, Honduras y Panamá. ¡Nada nuevo bajo el Sol, por supuesto! Pero lo que me gustó de la lectura es la familiaridad con que el autor aborda los temas y la imparcialidad y objetividad que mantiene, aún en los capítulos en que la CIA y el gobierno estadounidense invadían pequeñísimos e indefensos países de forma descarada y recibían Premios Nobel como trofeos, y eso, señores, es algo extremadamente difícil. Creo que para la mayoría de los latinoamericanos, al hablar o escribir sobre los abusos cometidos por el gigante americano contra nuestras naciones, es imposible el evitar añadir una docena de maldiciones, imprecaciones y herejías varias.

En resumen, una buena obra, ligera, interesante y entretenida, buena para leer en un par de días o en una misma tarde, con sus 140 páginas, y que aborda temas que, aún hoy en día, el tocarlos se considera políticamente incorrecto ante los norteamericanos. Un libro muy influido por las lecturas de Noam Chomsky y Gregorio Selzer; un buen balance entre historia y crítica.

3 comentarios:

  1. Don Giliath, acá namás dandome una vuelta por aquí. Como siempre, las vacaciones dejan tiempo libre. He de reconocer que de los temas de la mayoría de las entradas tengo conocimientos elementales y por eso acá mi opinión. El intervencionismo norteamericano siempre ha sido un tema muy polémico y en México es indudable que los gringos han influido en los procesos de la nación de una manera asombrosa(¿verdad Miramón?). Estaría chido echarle una ojeadita a este libro, por lo pronto le recomiendo que le llegue a lo que Josefina Zoraida Vázquez ha escrito sobre el tema.

    Saludos cordiales desde Cancún. Felices fiestas.

    Paz.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por la visita, señor!

    Y te tomaré el consejo. A ver cómo puedo conseguirlo.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar